Zombies, zombies en todos lados. Hasta en Star Wars. Death Troopers.


Primero que nada estóy muy gruñón, se cerró el explorador y tuve que rehacer el artículo, habiendo dicho esto.

Hola nuevamente blogleyentes.
Hoy les vengo a hablar de una historia que llego temprano al tsunami de zombies.
Death Troopers o Las tropas de la muerte es un libro que se estrenó originalmente en el 13 de octubre de 2009, casi un año después se editó en españa.  Desde hace un tiempo conocía la existencia de este libro, pero por ser un poco vago ni siquiera había intentado poner mis garras sobre el libro.

Finalmente algo despertó mi interés, últimamente todos nos hemos visto tapados de zombies en libros, series de TV, películas y cómics. La moda zombie solo despertó mi interés en el libro de forma parcial. Lo que terminó de moverme el piso  fué muy pero muy especialmente   la llegada de los disfraces (no voy a usar la otra palabra, no la busquen) de las tropas de la muerte a las convenciones de Star Wars.  Sin eufemismos le pegarona mi pobrecito interés, una patada en las partes (bueno un pequeñín eufemismo) ¿Así que como permanecer ajeno a todo esto, luego de semejante llamada de atención?

Los ingredientes de esta historia son:
Una nave prisión perdida varada, un destrucotr estelar, una llamada de auxilio que nadie contesta…

El argumento:
Aproximadamente un año antes de la Batalla de Yavin el Imperio se ha convertido en un inflexible puño cada vez más apretado. Presionadas a actuar por el emperador Palpatine, las fuerzas imperiales han aumentado esfuerzos para perseguir y encarcelar a los simpatizantes rebeldes, despachándolos a colonias penales recién formadas mediante enormes barcazas prisión.

Estas barcazas son pozos de sufrimiento y pestilencia, naves no aptas, dirigidas por oficiales imperiales cuyos únicos rivales de crueldad son los propios presidiarios.

La barcaza prisión imperial “Purga” va derrotando con su carga de presos, criminales y asesinos, de múltiples razas a través de la galaxia, cuando ésta súbitamente se avería en el espacio profundo. Al poco tiempo el capitán de la nave descubre un Star Destroyer aparentemente abandonado, y envía un pelotón de abordaje para rescatar lo necesario para reparar el “Purga”.

La mitad de ellos no regresan.  Quienes regresan están infectados con un mortal virus que en horas arrasa con las vidas del 99% de la población del Purga. Pero para el puñado de sobrevivientes: dos hermanos, la oficial médico, el sádico alcaide, y dos de los reos, uno un cotrabandista, el otro un Wookiee,  el verdadero horror está por comenzar.

Los presidiarios y guardias que murieron por el virus en realidad no quedan en ese estado, regresan y regresan hambrientos. Contra su mejor juicio, los sobrevivientes toman refugio a bordo del inmenso vacío del Destructor, sólo para descubrir que su población original no ha desaparecido en lo absoluto y que han estado esperando.

El escritor Joe Schreiberg dijo:

«Debo decir que me divertí como nunca, ahora estoy con los últimos cambios, y he intentado crear exactamente el tipo de libro que te gustaría leer si fuiste un niño de los 70 que creció con la trilogía original de Star Wars y que de verdad busca el horror al estilo de El resplandor y Alien, mezclado con una pequeña dosis de William Gibson.»

Yo me atrevería a afirmar que ese público objetivo es mucho más grande que eso.

Lo curioso de todo esto es que varios fans han realizado avances cinematográficos (de diferentes niveles de calidad, pero todos ellos demostrando un gran trabajo) para publicitar el libro.  Les dejo el que parece ser el original.

Ya se que libro quiero para Halloween, lo voy a comprar como un buen ciudadano, como a mislibros de la trilogía de Bane. Uds si quieren búsquenlo en algun sitio de baja moral.

Les dejo algunas fotos de los disfraces (no voy a usar la palabra, no la busquen) que tanto me han motivado a sumergirme en esta historia, luego díganme que no están igual de interesados.

  

Leave a Reply

*